-
martes 18 de junio de 2024
Publicidad

Por Diego Pins y Matías Criado

Dejar atrás el viejo mantra del "te ayudo" para abrazar el poderoso lema "me hago cargo"

miércoles 17 de mayo de 2023
Dejar atrás el viejo mantra del "te ayudo" para abrazar el poderoso lema "me hago cargo"
Dejar atrás el viejo mantra del "te ayudo" para abrazar el poderoso lema "me hago cargo"

Estamos viviendo tiempos convulsionados: la inestabilidad económica nos golpea, el cambio climático amenaza nuestro futuro, las pandemias mundiales nos mantienen en vilo y los panoramas políticos son más inciertos que nunca. Sin embargo, en medio de esta vorágine, también hay un destello de esperanza. En simultáneo parece que estamos observando un movimiento de transformación social que nos impulsa hacia una sociedad más justa y equitativa, donde la igualdad prevalezca y la violencia se desvanezca.

Desde Paternando, somos testigos de una parte de este cambio profundo y lo observamos en la forma en que los hombres comienzan a abordar su paternidad. Cada vez más varones están redefiniendo lo que significa ser padre, adoptando una participación más activa y comprometida en el cuidado del hogar y de los hijos. Han dejado atrás el viejo mantra del "te ayudo" para abrazar el poderoso lema de "me hago cargo". Y aunque sabemos que falta mucho para que esto sea una posibilidad en todas las familias, este cambio es cada día más visible.

Pero este proceso no puede ser solo una cuestión de voluntad individual. Para que se consolide y se expanda , necesitamos derribar las barreras de desigualdad que nos limitan. Es urgente repensar el papel del Estado en cuanto al cuidado y el valor de la paternidad en nuestras políticas públicas.

Hoy en día, los padres cuentan con apenas 48 horas de licencia por paternidad para cuidar de sus recién nacidos, así como de sus parejas, que son los que establece la ley desde hace 50 años. Para compensar esta situación, muchos tienden a utilizar los días de sus vacaciones, ahorrar dinero por meses, pedir ayuda a sus familiares y muchos otros malabares para poder estar presentes más que estos dos días. Muy lógico para la época en que se promulgó la Ley, donde la sociedad buscaba marcar una clara división de trabajo por género, siendo los varones los proveedores, y las mujeres quienes debían ocuparse del hogar y el cuidado de los hijos. Pero, como dijimos antes, los tiempos están cambiando y vemos que no solo es inequitativo, sino que no coincide con la realidad y deseos de muchísimas familias actualmente.

En Argentina, este martes, luego de un año de espera, se comenzará a tratar el proyecto de ley "Cuidar en Igualdad", que busca ampliar las licencias por cuidado tanto para madres, padres, así como extenderla a adopciones y hasta aquellos que no tienen un trabajo formal. Este proyecto, armado por el Ejecutivo nacional y tomando nota de otros países de la región, es un paso fundamental para cambiar la raíz de grandes desigualdades sociales.

Y aunque vemos que algunos convenios colectivos, los estados municipales y provinciales, y hasta las empresas también amplían esta licencia, todavía no alcanza. Más allá de la realidad individual de cada uno, es hora de que como sociedad trabajemos para familias más igualitarias y justos.

Imaginemos un futuro donde los padres puedan ser presentes y participativos desde el nacimiento de sus hijos, sin tener que lidiar con obstáculos y limitaciones injustas. Un futuro donde las familias sean más igualitarias, donde las responsabilidades se compartan de manera equitativa y justa. Este es el camino que debemos seguir, y las leyes son la herramienta fundamental para lograrlo.

 

Fuente: Télam