-
sábado 15 de junio de 2024
Publicidad

Atleta atacado en la costa: “Fueron a matar, porque ni siquiera quisieron robarme las zapatillas”

miércoles 20 de septiembre de 2023
Atleta atacado en la costa: “Fueron a matar, porque ni siquiera quisieron robarme las zapatillas”
Atleta atacado en la costa: “Fueron a matar, porque ni siquiera quisieron robarme las zapatillas”

 “Fueron a matar, porque ni siquiera quisieron robarme las zapatillas”, aseguró Germán Martínez, atleta atacado por dos motociclistas mientras corría de madrugada por un tramo céntrico de la costa en el marco de su entrenamiento para participar el domingo próximo de la Maratón de Buenos Aires, donde no podrá estar debido a las importantes lesiones sufridas.

Máxima brutalidad y sin razón pura se advierten en esta agresión que los atacantes realizaron con un casco, elemento que utilizaron para impactarlo por la espalda y en la cabeza. “Sentí que uno le dijo ´Dale, dale´, relacioné que iban a acelerar pero sentí un golpe seco y caí nocaut”, describió a Radio Brisas, mientras se recupera de este hecho ocurrido este lunes poco antes de las 6 de la mañana.

Recordó que es habitual para él salir a correr todos los días a las 5 de la mañana y en esta última jornada había coordinado con otros amigos para salir unos minutos más tarde para luego, al cabo de la práctica, reunirse a tomar mates.

El lugar exacto de la agresión fue en el tramo que se extiende entre Varese y Torreón del Monje, donde durante los fines de semana funciona una feria de artesanos. Recordó que él venía corriendo pegado al cordón cuando escuchó una motocicleta que aceleraba. “No llegé a darme vuelta, nunca los vi”, aseguró.

“Ahora estoy acá, desfigurado”, dice sobre inflamaciones importantes en todo el rostro, producto del golpe que le dieron y otros que sufrió al impactar de lleno contra el pavimento en la caída. Aclara que nunca se desmayó y que se levantó como pudo. “A 100 metros venían mis compañeros y esperamos la ambulancia que nunca llegó, me fueron a buscar mis hermanos”, dijo Martínez.

Impactado y todavía sorprendido por lo vivido, reconoció que no se imaginó “tanta violencia y sin sentido” que, además de las consecuencias físicas y el temor que le generan a partir de ahora, le quitó la posibilidad de competir el domingo. “Me sacaron la ilusión de mi maratón”, afirmó sobre un objetivo que le había requerido “meses y meses de preparación”.

Hay una denuncia policial en marcha que se hizo “de oficio”, según aclaró. Recién ayer por la tarde le tomaron declaración y está a la espera de novedades de la investigación judicial. “Ya me dijeron que la cámara del Cabo Corrientes, por donde bajaron (con la moto) no anda, pero hay otras en el Torreón del Monje”, dijo y reclamó a las autoridades que dispongan vigilancia en el sector donde lo atacaron.