domingo 27 de noviembre de 2022    | Nubes 18.6ºc | Mar del Plata
La parte del león | Infobrisas | Noticias de Mar del Plata y la zona
domingo 27 de noviembre de 2022

La parte del león

viernes 30 de septiembre de 2022
La parte del león
frutas verduras
frutas verduras

En agosto, promedio, los consumidores pagaron hasta casi seis veces más de lo que recibieron los productores agropecuarios por sus ventas.

El relevamiento lo hizo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, marcando que en el renglón de frutas y verduras se pagaron en el mostrador final 5,9 veces más de lo que finalmente llegó al bolsillo del que las produjo en la tierra.

[caption id="attachment_376585" align="alignleft" width="350"]Temperoni opinion Por Daniel Temperoni para InfoBrisas[/caption]

El Indice de Precios en Origen y Destino es elaborado por el área de Economías Regionales de la CAME.

Con relación a la ganadería, los cinco productos y subproductos relevados determinaron que tanto la carne de novillo, la de pollo y la de cerdo, así como la leche y los huevos, treparon hasta 2,8 veces desde que se despacharon en el campo hasta que fueron colocados en las góndolas.

Cotejando en general los 19 productos vegetales y los 5 de origen animal, los consumidores oblaron 3,6 veces más de lo que llegó a los productores.

Este comportamiento en los precios se registró por segundo mes consecutivo.

Destacaron por sus precios entre origen y destino, el limón con +17,1, el zapallito +15,7, la zanahoria +10,6, la manzana roja +9,3 y la naranja +7,4 veces.

Según la CAME, los productores con brechas más amplias entre campo y góndola apuntaron a “la falta de precios de referencia, provocada por la inestabilidad de la macroeconomía y su impacto en el precio de los principales insumos que utiliza la producción agropecuaria”.

No quedaron fuera de las explicaciones la intrusión de Rusia en Ucrania y los precios internacionales.

Lo sugestivo de algunas distancias entre lo que reciben quienes producen y aquellos que consumen, es que nadie se ruboriza a la hora de aumentar y ser parte de esa cadena inflacionaria.

Ni siquiera aminoran los aumentos después de observar que el tan mentado “dólar blue” ha tenido reacciones notables a la baja en el bendito “mercado” argentino.

Sobre todo, porque la mayoría de los remarcadores seriales siempre se sumaron en coro ordenado cuando el billete verde en las cuevas llegó a niveles alarmantes y los precios siguieron esos márgenes de ganancia desvergonzados.

Algo así como palos porque bogas y palos porque no bogas.

Siempre está latente en Argentina el hecho contundente de que la cadena de valor no tiene trazabilidad.

Esto significa que el Estado no exige que los actores que generan esa brecha económica expliquen por qué aplican los incrementos que terminan pagando los consumidores.

@danieltemperoni

Te puede interesar
Últimas noticias