domingo 27 de noviembre de 2022    | Bruma 18.4ºc | Mar del Plata
Emociones, diversión y un final inédito en el Clásico de las Leyendas | Infobrisas | Noticias de Mar del Plata y la zona
domingo 27 de noviembre de 2022

Emociones, diversión y un final inédito en el Clásico de las Leyendas

sábado 01 de octubre de 2022
Emociones, diversión y un final inédito en el Clásico de las Leyendas
265311ec-a75f-4ab4-ae21-ed34218a1dd7
265311ec-a75f-4ab4-ae21-ed34218a1dd7

Las Leyendas de Peñarol y Quilmes animaron un partido inédito por dónde se lo mire: por primera vez se encontraron rivales de distintas épocas y además el resultado fue un empate 56 a 56. El Polideportivo Islas Malvinas presentó un marco como en las mejores noches de clásicos.

A la hora de las presentaciones, del lado lado Peñarol, Tato Rodríguez y Manu Locatelli fueron los más ovacionados. También Paco Festa recibió mucho cariño, al igual que Oveja Hernández. Por el lado de Quilmes, Eduardo Dominé, Esteban De la Fuente y el Huevo Sánchez fueron los más aplaudidos.



El concejal Nicolás Lauría lució una camiseta con el apellido Cooper, en honor a su papá, un estadounidense que jugó en Peñarol a mediados de los 80.

Esteban De la Fuente jugó con el apellido Sánchez en su espalda para homenajear a Juan Pablo, ex Peñarol y Quilmes fallecido en febrero de 2021.

Precisamente el partido fue también una excusa para recordar al mendocino. Su esposa Agustina recibió una camiseta encuadrada y el abrazo de todos los jugadores, en uno de los momentos más emotivos de la noche.

A la hora de jugar, Tato Rodríguez mostró de entrada que su mano sigue caliente y metió tres triples al hilo.

Quilmes tuvo un goleo más repartido con Leandro Ginóbili, Alejandro Allegretti, Pedro Calderón, Pablo Gil y Diego Cavaco. El Cervecero parecía ganarlo tranquilo pero Piccarelli apareció en el cierre para emparejar.

Resultó llamativo ver al Oveja Hernández dirigiendo a Carlos Romano, quien más allá de haber sido DT en Peñarol, en el partido fue jugador.



Lo que no fue raro fue la intensidad con la que el Huevo vivió el partido. Fiel a su estilo se metió varias veces en la cancha, celebró los puntos y también se enojó.

En un pasaje del segundo cuarto, un exhausto Ginóbili se acercó al banco de Peñarol a pedir agua y el Oveja, bromeando, decía que no le den.

 

Luego, De la Fuente presionó bien arriba a Piccarelli y ambos se rieron.

En el entretiempo hubo un reconocimiento para Norma García, histórica oficial de mesa de Peñarol quien, por ejemplo, hizo planilla el día que debutó Manu Ginóbili.

El que no quiso perderse la fiesta, aunque no jugó, fue Martín Leiva, exjugador y multicampeón con Peñarol.

En el final llegaron los abrazos, siguieron las bromas, se hizo la foto conjunta y, seguramente, la promesa de volver a encontrarse.

Fotos: Gustavo Fortis

Emociones, diversión y un final inédito en el Clásico de las Leyendas

Emociones, diversión y un final inédito en el Clásico de las Leyendas

Te puede interesar
Últimas noticias