domingo 04 de diciembre de 2022    | Cielo claro 27ºc | Mar del Plata
Autoestima corporal: ¿cómo sanar la relación con nuestra relación con el cuerpo? | Infobrisas | Noticias de Mar del Plata y la zona
domingo 04 de diciembre de 2022

Autoestima corporal: ¿cómo sanar la relación con nuestra relación con el cuerpo?

martes 25 de octubre de 2022
Autoestima corporal: ¿cómo sanar la relación con nuestra relación con el cuerpo?

Por la Lic. Roma Tiberi (MN 65822), psicóloga especializada en imagen corporal y trastornos de la conducta alimentaria. Creadora y directora de @Roma.Corporea, único estudio terapéutico de autoestima corporal en Argentina.

Siempre se ha pensado que la única forma de sentirse bien con nuestro cuerpo era a través de la modificación del mismo. "De ser más delgada, más alta, piernas más finas, cintura más estrechas, menos arrugas, nariz más respingaba..." y la lista continúa sin fin. Asociar la autoestima con este tipo de concepto, no es más que la afirmación de que nunca te sentirás bien con tu cuerpo: "Si quieres sentirte bien con el mismo solo será a través de modificar al mismo". Y si, muchos al leer estas líneas podrán decir "¿pero acaso está mal que si algo de mi cuerpo no me gusta quiera cambiarlo?" Y déjame decirte que no, no está mal. El punto no es ese, sino de dónde nace ese impulso. La cuestión es que se ha construido un concepto en el que la única forma de querer tu imagen es a través de la transformación y no de la aceptación. Y con aceptación corporal no me refiero a resignarme y abandonarme en este cuerpo que no me gusta. Todo lo contrario. Vayamos con el siguiente ejemplo para que te sea más visible:

¿Cuántas veces dijiste bajo tres kilitos más y ya está, me voy a sentir mejor. Y al bajarlos te diste cuenta que el sentimiento de insatisfacción corporal seguía estando ahí?

Y quieres más y más y más... y nunca es suficiente. ¿Por qué? Porque ese concepto de autoestima está asociado al castigo, al sometimiento, a la crítica, la culpa, la frustración y exigencia...y desde allí es imposible crear una relación de amor con nuestro cuerpo; por qué estos adjetivos no promueven ese vínculo. Entonces ¿cómo vas a querer y respetar tu imagen corporal si el método que estás usando es el erróneo? Y exactamente eso es lo que trabajamos en Roma Corpórea. Cómo sanar la relación con tu cuerpo desde un lugar de amorosidad y compasión. Porque esa es la única y verdadera forma de poder construir una imagen positiva de vos misma. Porque indiferentemente de cómo sea tu cuerpo tiene derecho a ser respetado, y ese respeto empieza por vos misma; por como te hablas cuando te miras al espejo o en una foto.

Esta dolencia con tu imagen habla de otra cosa, porque los complejos con nuestro cuerpo no son más que una herida más profunda. Esa es la herida que debemos sanar, para poder empezar a construir un vínculo sano con nuestro cuerpo e imagen.

Los complejos son mucho más profundos que una simple insatisfacción corporal. Los complejos e inseguridades corporales nos someten, nos toman como rehén y nos inhabilitan el desarrollo de nuestra auténtica belleza; nos prohíben sentirnos en libertad, disfrutarnos y cuidarnos. Y con la palabra cuidarme me refiero al verdadero valor. No significa morir de hambre y sufrir en el gimnasio, significa conocer mis límites, para no exigirme sino para cuidarme y desde ahí puedo construir una amorosidad conmigo mismo y mi cuerpo. De la otra forma, siempre que falle frente al límite (que por algo es límite, me está cuidando), voy a sentir culpa y frustración. Comenzando un circuito de odio, obsesión y autodestrucción.

Los complejos corporales nos hablan de algo más profundo, de esa herida interna que se hace presente en mi cuerpo pero que no le pertenece a él. Simplemente lo uso para proyectarla. Los complejos e inseguridades corporales presentan una multicausalidad atroz. Si bien el contexto sociocultural tiene una gran relevancia en esto, no es al único que debemos echarle la culpa. Porque en la construcción de mi YO corporal está la impresión de todas mis experiencias vívidas.

El problema con esto, es que en vez de trabajar para sanar, nos exponemos a lo que conocemos que podremos usar como placebo para calmar ese dolor: dietas, ejercicios compulsivos, cirugías, etc.. pero quiero contarte que usar esas estrategias a la larga te llevarán al mismo punto de partida. ¿Por qué? Primero porque responder al marketing y el mundo de la estética te quiere sufriente, y segundo, porque la dieta a la larga te generará mayor sentimiento de descontrol alimentario. Entrando en otro circuito de culpa y frustración.

Te puede interesar
Últimas noticias