domingo 04 de diciembre de 2022    | Cielo claro 29ºc | Mar del Plata
Los que siempre piden y nunca pierden | Infobrisas | Noticias de Mar del Plata y la zona
domingo 04 de diciembre de 2022

Los que siempre piden y nunca pierden

viernes 28 de octubre de 2022
Los que siempre piden y nunca pierden

Por Daniel Temperoni. En plena pandemia de coronavirus recibieron ayudas estatales millonarias, directas e indirectas.

Se sentaron a negociar los denominados Precios Cuidados y luego cambiaron de lugar esos productos para ponerlos en otra góndola al doble del precio acordado.

Eso les valió unos 400 millones de pesos de multa por parte del gobierno nacional, monedas que salieron de la pila de billetes ganados indebidamente.

Otros supermercados evadieron 1.500 millones de pesos de impuestos por el valor de la carne facturada en sus locales de la provincia de Buenos Aires y fueron sancionados por ARBA.

¿Cómo se puede negociar con aquellos que siempre piden y nunca pierden?

¿Con qué actitud se sentarán a acordar con el Estado cuando ya borraron con el codo lo que habían firmado con la mano?

Resulta muy difícil creerle a quienes ya fallaron en su actitud ante los negociadores estatales y luego se llevaron, como viene ocurriendo históricamente, la parte del león.

El Estado tiene todas las herramientas para medir el valor real de las materias primas y generar una trazabilidad mucho más ajustada que cualquier otro programa de precios.

La llave para destrabar la incertidumbre de las góndolas, está conformada por el seguimiento del INDEC de cada una de las etapas que van desde el productor hasta el último valor agregado.

Con esa información disponible y actualizada periódicamente, los consumidores podrán chequear y comparar esos valores orientativos con los que les propongan los formadores de precios.

Los gobiernos nacional, provinciales y municipales cuentan hoy con instrumentos legales que les permiten controlar las facturaciones, las eventuales violaciones a los acuerdos y la falta de stock en los anaqueles de venta.

La ahora mencionada inercia inflacionaria tiene varios ingredientes.

El de mayor peso específico termina siendo esa sensación de no saber por qué aumenta el precio de los productos y que nadie se haga responsable por su efecto devastador.

Si algunos siguen haciendo ciertas cosas, es porque otros lo permiten.-

@danieltemperoni

Te puede interesar
Últimas noticias