domingo 04 de diciembre de 2022    | Cielo claro 29ºc | Mar del Plata
La investigadora marplatense Lucia Asaro fue reconocida por el Premio L'Oréal-UNESCO | Infobrisas | Noticias de Mar del Plata y la zona
domingo 04 de diciembre de 2022

La investigadora marplatense Lucia Asaro fue reconocida por el Premio L'Oréal-UNESCO

lunes 14 de noviembre de 2022
La investigadora marplatense Lucia Asaro fue reconocida por el Premio L'Oréal-UNESCO

Se trata de la investigadora del INTEMA Lucia Asaro, quien fue reconocida por su proyecto para reciclar neumáticos.

Lucia Asaro, doctora en ciencia de los materiales e integrante del Instituto de Investigación en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA, CONICET-UNMDP), fue reconocida en la 16º edición del premio “L'Oréal-UNESCO por las Mujeres en la Ciencia” con la mención especial en la categoría Beca, por su proyecto: “Desarrollo de un proceso eco-innovador para el reciclaje y revalorización de residuos de caucho mediante el uso de microondas”.

El proyecto de Asaro parte de la premisa: ¿Qué se puede hacer con los neumáticos del auto una vez que no se usan más? La investigadora señala que en Argentina se desechan aproximadamente 130.000 toneladas por año de este material. La provincia de Buenos Aires aporta la mitad de la producción y el destino suele ser el apilamiento de los neumáticos en espacios al aire libre.

Esta acumulación genera contaminación ambiental ya que son lugares propicios para el crecimiento de mosquitos y roedores, pero además porque suelen incendiarse provocando afecciones respiratorias. El proyecto de Asaro busca resolver esta problemática y darles un destino diferente a los residuos de caucho mediante el uso de microondas.

La iniciativa consiste en triturar el caucho en partículas llevarlo al microondas con distintos fluidos, agitarlo y aplicar diferentes niveles de potencia y tiempos, para luego, caracterizar al material resultante para ver sus propiedades.

“Buscamos un material que tenga buenas propiedades para ser utilizado en nuevas formulaciones, entonces podemos agregar el caucho devulcanizado, que es como se le llama al proceso, a polímeros termo-plásticos, termo-rígidos, a caucho virgen y a otros materiales nuevos. Si bien no estamos pensando en neumáticos que lo contengan, porque son elementos de seguridad, primero hay que pasar por otras instancias, pero sí podríamos contar con este material para otras partes de automóvil, como el interior, placas, cajones, envases”, señala Asaro.

Lucía trabaja en esta temática desde 2017 en colaboración con el profesor Nourredine AÏT HOCINE, del INSA-Centre Val de Loire durante su postdoctorado. Ya en Argentina se estableció con esta línea de investigación en el INTEMA con la dirección de Exequiel Rodríguez.

Para la investigadora esta problemática es urgente: “Necesitamos abordar el reciclaje de caucho que es algo muy complicado e interesante, pero además es una problemática mundial. Cualquiera que ha transitado en una ruta pudo ver caucho acumulado en pilas de neumáticos que se prenden fuego y generan enfermedades, o que acumulan agua y permiten el crecimiento de larvas de mosquito, o albergan roedores. Es realmente muy peligroso para el ambiente. Los automóviles seguirán existiendo y cada vez hay más, por lo que cada vez hay más neumáticos y, en consecuencia, más desechos. Desde la ciencia tenemos que resolver qué hacemos con esta situación”, añade la investigadora.

El acto de premiación se llevó a cabo el lunes 14 de noviembre en el Centro Cultural de la Ciencia y contó con la presencia del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, el presidente de L’Oréal Argentina, Jean-Noël Divet, y la presidenta del CONICET, Ana Franchi. El premio “L'Oréal-UNESCO por las Mujeres en la Ciencia” en colaboración con el CONICET se entrega anualmente con el objetivo de distinguir la excelencia científica, a la vez que promueve y estimula la participación de las mujeres en el ámbito científico para visibilizar su particiación en el ámbito científico y lograr cada vez más su participación en este rubro, desde 1988.

“Es una emoción muy grande, es un reconocimiento enorme y alienta a seguir cada día investigando, haciendo ciencia, buscando innovación, desarrollar tecnología, realmente estoy muy contenta”, concluye Asaro. Por Daniela Garanzini para el CONICET Mar del Plata

Te puede interesar
Últimas noticias