-
martes 25 de junio de 2024
Publicidad

Ratificaron la clausura de una usina de facturas truchas con sede en Mar del Plata

viernes 02 de junio de 2023
Ratificaron la clausura de una usina de facturas truchas con sede en Mar del Plata
Ratificaron la clausura de una usina de facturas truchas con sede en Mar del Plata

La organización habría evadido 2500 millones de pesos en impuestos. Este viernes, la Cámara Federal de Mar del Plata falló a favor de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en una causa iniciada por el organismo tributario contra la mencionada usina.

Luego de la investigación iniciada por AFIP en febrero de 2023, el Poder Judicial ratificó la determinación del organismo tributario de inhabilitar el CUIT de la usina e impedir que continuara con sus operaciones fraudulentas.

Mediante una resolución, la Cámara revocó la medida cautelar que la contribuyente había obtenido en primera instancia para el desbloqueo de su CUIT, la cual había sido apelada por la AFIP.

La empresa había alegado arbitrariedad por parte del organismo. Sin embargo, el tribunal argumentó que la decisión se produjo como consecuencia de un informe emitido tras una inspección en el marco de las tareas de fiscalización y control sobre los movimientos de la compañía.

El fallo asegura que la contribuyente tuvo oportunidad de ejercer sus derechos en sede administrativa, habiéndose concluido que la limitación de la CUIT, luego de tareas de fiscalización en las que tuvo participación, se produjo como consecuencia de haber sido catalogada como una empresa generadora de facturas apócrifas.

El inicio de la denuncia

Las áreas especializadas de la Dirección General Impositiva (DGI) habían detectado la existencia de una organización que creaba empresas fantasma y utilizaba a sujetos insolventes para generar usinas de facturación electrónica apócrifa.

De esta manera, los usuarios de estos comprobantes falsos podían disminuir de forma ilegal sus obligaciones fiscales, lo que impactaba de forma negativa sobre los recursos genuinos obtenidos por medio de la recaudación tributaria.

Los agentes de la AFIP abocados a las tareas de investigación de esta banda delictiva comprobaron que la organización había emitido comprobantes falsos por $2.308 millones en un corto período. Sin embargo, con el correr del tiempo y la continuidad de las operaciones fraudulentas, las ventas simuladas por esta vía sumaron $4.800 millones.

En ese sentido, organismo de control fiscal estimó que el total del perjuicio fiscal originado con estas maniobras totaliza los $2.500 millones.