martes 16 de abril de 2024    | Nubes 15.5ºc | Mar del Plata
Por la desregulación de la yerba mate, 8000 familias quedarían "a la buena de Dios" | Infobrisas | Noticias de Mar del Plata y la zona
martes 16 de abril de 2024

Entrevista en Radio Brisas

Por la desregulación de la yerba mate, 8000 familias quedarían "a la buena de Dios"

lunes 01 de abril de 2024
Por la desregulación de la yerba mate, 8000 familias quedarían "a la buena de Dios"

Desde el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) cuestionaron en Radio Brisas la decisión del Gobierno Nacional. De acuerdo a la modificación aplicada por la gestión del presidente Javier Milei, desde este lunes, esa entidad dejará de regular los precios, algo que abrirá un nuevo panorama en el sector.

"El 70% de los productores somos pequeños y producimos el 30% del total de la yerba. El restante produce el 70% de la materia prima y dentro de ese número muchos son integrados que además elaboran, envasan y venden la materia prima", explicó el director de producción del INYM, Marcelo Hacklander.

Según afirmó en el programa "Plan Luz", conducido por Luz Dubedout, con la mencionada desregulación, una importante cantidad de personas "quedamos a la merced de la buena voluntad. Somos 8000 familias que quedamos a la buena de Dios"

A partir de este lunes, se liberan los precios en el rubro. Después de 22 años, el Instituto Nacional de la Yerba Mate dejará de fijar el valor que los productores reciben de las yerbateras, por lo que surgieron las primeras críticas.

"Para nosotros, en la actividad, esto termina siendo algo muy complicado. Fueron 22 años teniendo un respaldo de un precio de sostén, cubriendo por lo menos los costos de producción, y de repente nos quedamos liberados al azar y a la buena predisposición de la industria", cuestionó Hacklander.

También mencionó que "publicábamos la fijación semestral de valores y costos productivos, que se daba desde abril hasta fines de septiembre y desde octubre hasta fines de marzo. Justo el 31 de marzo terminó de regir el último valor laudado, sobre el que nunca pudimos ponernos de acuerdo dentro del directorio".

"La Secretaría de Agricultura de la Nación actuaba como juez y fijaba el precio, pero ese valor final terminó en marzo y quedamos liberados a la buena de Dios", insistió.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2023 considera que “se torna imperioso acrecentar actividades productivas que permitan expandir la producción y reducir los precios de los productos, fomentando asimismo el desarrollo de las economías regionales". Precisamente, lo anunciado esta semana por el Gobierno va en línea con lo establecido en ese DNU.

"Artículo por artículo, donde se desregula algunas cuestiones y se modifican otras, el DNU es muy complejo. Aparecen cuatro artículos donde habla explícitamente del Instituto y una de las cosas que desaparecen es la fijación de precios y también los registros", precisó el entrevistado.

Asimismo, destacó que "este instituto es uno de los que mayor cantidad de información maneja, productor por productor. Esto hace que se pierda esa cadena de seguimiento y tenencia de información precisa de cómo va avanzando la cuestión y dónde aparecen los problemas".

Consultado respecto al posible precio final de los paquetes de yerba a partir de este lunes, enfatizó que "ahora estamos en el libre mercado y puede pasar cualquier cosa. De ahora en más, los productores no tenemos ningún tipo de injerencia en el precio final del paquete y quedamos afuera de contexto o poder opinar".

"Dejamos de participar en la cadena de valores y será un mercado libre, por lo que dependerá de la marca, el producto y la buena voluntad de quien tenga el molino y ponga el paquete en góndola. Esto es una moneda al aire y puede caer de cualquier manera", advirtió

Los números del sector de la yerba mate en Argentina

Según explicaron desde el INYM, el consumo promedio de yerba mate en el país es de 5,6 kilogramos por año, bastante por debajo de lo que sucede en Uruguay, que maneja cifras cercanas a los 15 kilos. Sin embargo, en Argentina hay unos 12.400 productores y un 70% son pequeños.

"Allí trabajan las familias, hay ayuda de vecinos y uno o dos empleados dentro de la explotación. Aparte de las 8500 familias de producción, tenemos alrededor de 15.000 trabajadores rurales relacionados directamente con la cosecha de la yerba, que es un trabajo manual y debe entregarse en el día al secadero", detalló Hacklander.

Según contó, posteriormente, ese material que se sustrae "es acumulado en un depósito durante nueve meses o un año para que después sea molido y envasado".

"Para que sea productivo, un yerbal necesita una inversión que ponga la semillita en un vivero, llevar la planta al campo y después de cuatro años que está ahí necesita ser cosechada. Son cinco años de inversión tras inversión para poder lograr una planta productiva", graficó.

A su vez, expresó que de lo que se produce en Argentina, entre 320 o 350 millones de kilos de yerba mate molida, "al rededor de 35 o 40 millones es lo que es exporta, poco más del 10%. El resto es consumo interno y debemos entregarle la materia de prima al rededor de 200 secaderos, que la deshidratan para que se estacione".

"Luego va a 40 molinos que la empaquetan y por eso termina habiendo un cuello de botella, ya que una cantidad impresionante de productores le entrega a una cantidad menor de empresas que elaboran. Luego, son menos las que ponen el producto en góndola", especificó, por último.

Te puede interesar
Últimas noticias