-
sábado 15 de junio de 2024
Publicidad

Gremio municipal apuntó al intendente Montenegro como principal responsable del conflicto con el personal

miércoles 22 de mayo de 2024
Gremio municipal apuntó al intendente Montenegro como principal responsable del conflicto con el personal
Gremio municipal apuntó al intendente Montenegro como principal responsable del conflicto con el personal

La conducción del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) apuntó de manera directa al intendente Guillermo Montenegro como "principal responsable" del conflicto existente entre gobierno municipal y trabajadores por reclamos salariales, negó cuestionamientos que hizo al nuevo convenio colectivo de trabajo, lo acusó de poner en riesgo “la paz social”, lo tildó de "mentiroso" y lo comparó con un ministro del nazismo, Joseph Goebbels, cuando lo referenciaron con una frase histórica: “Miente, miente, que algo quedará”.

Lo acusó además de avanzar con una gestión orientada al “vaciamiento y desmantelamiento” de dependencias operativas, denunció que hay que remontarse a épocas de la dictadura para comparar situaciones que se viven ahora por derechos laborales en riesgo y lo vincularon con “negociados” en la administración pública. “Asumo la responsabilidad de lo que digo”, aseguró el titular del gremio, Antonio Gilardi, que compartió la conferencia de prensa con su adjunto, Daniel Zacarías; el secretario Gremial, Cristian Milacincic, y la secretaria Docente, Alejandra Ayek.

"Este intendente miente tomando como referencia lo que decía quien en una etapa muy lejana un funcionario alemán: Miente algo quedará”, afirmó Gilardi y aseguró que la situación que se vive en el ámbito municipal tiene “un solo responsable y es el intendente”.

“No le importa, quiere hacer la suya y quiere hacer negocios, como hizo con algunos aliados con la privatización del estacionamiento medido”, continuó con cuestionamientos. Y aseguró que son “mentiras” las que esgrimió cuando cuestionó contenidos del nuevo convenio colectivo de trabajo que oficializó el Ministerio de Trabajo y que ahora debe refrendar el Concejo Deliberante.  

También aclararon que la frase "a matar o morir" del último comunicado del gremio no fue la más feliz. "Pudo haber sido a todo o nada", admitió Gilardi, pero remarcó que "no hay un solo antecedente donde hayamos amenazado a algún funcionario de los distintos gobiernos".

Milacencic dijo que asombra que Montenegro diga que no conocía el nuevo convenio colectivo y que se enteró cuando lo notificó el ministerio. “En 2021 creó una comisión con funcionarios que continúan con él como paritarios negociadores”, dijo y recordó que no hubo avances porque “el Ejecutivo quería ir por debajo de ese convenio”.

Respondió a principales críticas que hizo el ministerio a ese convenio. Negó que los cargos sean hereditarios sino que solo se limita a empleados que fallecen. “Son 2 o 3 por año”, dijo y lo comparó con “200 o 300 que ingresan por afinidad con el intendente”.  

En cuanto a la imposibilidad de trasladar a personal, recordó que es un contenido de la Ley de Empleo Público que, además, la citó como base de este convenio. Y también negó que se busque recaudar un 1% para el sindicato. “Eso no va a entrar en vigencia”, aclaró.

Lo apuntaron por otras supuestas intenciones que tendría Montenegro. “Hizo un raid televisivo, se sacó las zapatillas y fue de traje y corbata”, dijeron sobre su paso por medios capitalinos de los últimos días. “Pretende ser más mileísta que Milei”, lo acusaron.

También lo compararon con el ex intendente Carlos Arroyo: “En lo comunicacional puede ser mejor, pero en lo funcional y manejo de dependencias no sé cuál es mejor o peor”, dijeron y lamentaron que haya buscado como enemigo a los trabajadores.

En cuanto al desarrollo de la paritaria y la falta de acuerdo, le cuestionaron que haya cortado el diálogo. “No atiende el teléfono”, dijo tras un primer avance que aseguran que hubo días atrás. “Trabajamos sobre un 30% (de aumento) y había que definir cuándo y cómo”, indicaron. Pero recordaron que el intendente viajó y ya no lo volvieron a ver.

Ahora cuestionaron un decreto de aumento del 10% que calificaron desde el gremio como “un mamarracho con errores”. Y lo dieron por confirmado con correcciones que se hicieron en las últimas horas a esa norma para incluir a docentes en esa medida, entre otros ajustes.