-
sábado 13 de julio de 2024
Publicidad

Afternews

El jefe manda

sábado 15 de junio de 2024

En el derrotero que transitamos desde el inicio de este afternews fuimos descubriendo que el mundo de la política, los partidos, las agrupaciones, quedaron en descolocados y con el GPS recalculando para construir un espacio a futuro luego del terremoto electoral del 2023.

Sin lugar a duda, los lectores de infobrisas.com y los oyentes de Radio Brisas, saben bien que no ponderamos el mesianismo y a sus fanáticos, pero la gente necesita líderes. Eso no significa que sean claros y coherentes, ni que mantengan las formas, pero sí significa que muestren que tienen el control de una nave que viene “banquineando” hace varios kilómetros.

Javier Milei y su triunfo, más su postura presidencial que derrota el “fenómeno barrial” hasta llegar a la mítica portada de la revista Times y ser uno de los invitados del G7, le permite al León reunir todas las características necesarias para ser elegido como conductor de una gran parte de la masa que habita el territorio nacional.

La mayoría, sin haberlo visto nunca en vivo, sin que haya viajado a su provincia o ciudad, y con una potente ingeniería virtual, lo ama. Lo ama porque es el que manda.

El espacio de la Libertad Avanza y los antikirchneristas, tienen el primero de los problemas solucionados, ya saben quién es su líder. No importa ni los modos, ni que sea un mal cantante, importa que sea el jefe, en realidad el hermano del “Jefe”, que es la jefa porque es nena. Lo dejamos acá porque es muy enroscado.

Con este breve preámbulo queremos demostrar que una vez que la cabeza está ordenada el resto sale solo. Podrá llevar un poco de más o menos tiempo, pero la verticalidad en la política es diametralmente opuesta a la ley electoral que tenemos hoy, en dónde nos hacen creer que somos nosotros los que elegimos quienes son los políticos que llegarán a la general para luego ser ungidos en sus cargos.

Lamentamos informarles que esto no es así. Nosotros votamos a los que ellos quieren y como Milei rompió ese molde, ganó.

Cuando a LLA le toque armar la provincia de Buenos Aires, pasará lo mismo que en los años anteriores porque ya no son más outsider de la política, ya son insider y replicarán las mismas prácticas.

Tendrá un armador provincial que va a poner armadores por las secciones electorales y así en cada ciudad. La quinta sección tiene dueño, es Alejandro Carrancio, que sigue distanciado de Montenegro, pero que comienza a tejer lazos con un trabajador incansable de campañas locales y experto en redes informáticas.

Hace 20 días, el Pro de la provincia de Buenos Aires voló por los aires y alegando “motivos personales y políticos” se tomaron el buque del consejo bonaerense del partido amarillo 24 integrantes. Nuestro Guillermo Montenegro es uno de ellos, pero también Diego Santilli, Silvia Lospennato, Soledad Martínez, Pablo Petrecca, Javier Martínez, Julio Garro, Martín Yeza, Christian Gribaudo y Aldana Ahumada. Obvio que Christian Ritondo también se fue y tiene todo el apoyo de Mauricio Macri para transformarse en la autoridad del Pro en la provincia para destronar a la Bullrichista, Daniela Reich.

El peso de Patricia Bullrich como preferida del gabinete, luego de la caída en desgracia de la Superministra Pettovello, no facilita el liderazgo de Macri, que ya es el presidente del PRO en los papeles, pero que los entramados internos siguen abriendo puertas.

Mauricio quiere un partido independiente y todavía no sabe cómo hacerlo.

Es importante detenernos en esta idea porque de la identidad de cada partido salen las coaliciones y General Pueyrredón está gobernada por Juntos por el Cambio, que para algunos está muerto (Emilio Monzó) y para otros convive con normalidad en donde se es gobierno (Ariel Bordaisco)

Con el intendente Montenegro en la mesa nacional del Pro que conduce Mauricio Macri, alguien va a tener que tomar la representación de la ministra de Seguridad en nuestros pagos y acompañar al diputado provincial Alejandro Carrancio, ya elegido como el hombre de LLA en el sudeste bonaerense.

La presencia de Juan Manuel Tonto en acciones libertaria, comienzan a demostrar que hay un tejido subterráneo que amplía la estructura política con vista a la elección de medio término en el 2025.

La UCR también tiene elecciones en la provincia de Buenos Aires y nadie duda que el jefe es Maxi Abad, pero es un jefe interno, ordena la tropa, no las masas y él lo sabe. Es un ajedrecista, pero tiene que asumir su rol de dirigente nacional, dejar alguien de su riñón en la provincia y encontrar un candidato a intendente para el 2027.

“Es una falta de respeto hablar de esto cuando falta tanto” reconoció un colaborador cercano del senador nacional, que también tomó nota de como el kirchnerismo más duro se encargó de mostrar la cara de Abad en carteles durante la marcha local que se oponía a la aprobada ley de bases y lo culpó por acompañarla.

El justicialismo no está ajeno en semejante alboroto. El líder que todos vislumbran, el gobernador Axel Kiccillof, pero muchos tienen miedo que se produzca el efecto Larreta, que tomó tanta carrera para el 2023 que llegó agotado al final de la carrera sin chances de nada.

Comisiones, grupos, asociaciones ya ponen en su membrete Axel presidente, pero la estrategia es una verdadera incertidumbre y eso nos lleva a los párrafos anteriores.

Recuerden que pusimos que nos llaman a elegir por voto a nuestros representantes. Lo mismo hizo el partido Justicialista que llamó a elecciones nacionales y provinciales para las elecciones de las nuevas autoridades el 17 de noviembre de este año.

Abrir el paraguas con tanto tiempo de antelación da mucho margen para la negociación y aturde la idea de lista única en las dos votaciones que van a estar en juego.

“Todos piden internas y luego no tienen estructura para ir a pelear” nos confió un fuerte dirigente local que luego aclaró que “todo se va a ordenar cuando sepamos que va a pasar arriba”.

Esto tiene una sola lectura, hasta que aparezca el líder todo seguirá igual con el maquillaje de un llamado a elecciones que podrá transformarse en una puesta en escena para la corrección del partido ante tanto desbarajuste.

Hace poco más de un mes, en Quilmes, Mayra Mendoza recibió en su distrito a Cristina Fernández, pero debajo del escenario se mostraron dirigentes de todo el arco de Unión por la Patria. En contraposición a este encuentro, Kiccillof pasó por Florencio Varela con la salvedad de que no hubo un solo dirigente de La Campora en la convocatoria, sus “guardaespaldas” eran Carli Bianco y, su nuevo viejo aliado, Cuervo Larroque, hoy ex camporista.

El PJ es mucho más amplio que estas dos fotos y eso está claro. El peronista Daniel Scioli ya es un libertario más.

Qué pasará con el Frente Renovador, la vieja guardia garibotista, Manino. Es muy posible que nada porque todo parece resolverse en una charla y no por las urnas. Igual en los consejos de los partidos hay dirigentes de todos estos espacios.

“Hoy los que tienen poder negociación en la ciudad son Fernanda y, luego, Gustavo” contó un dirigente del antiguo riñón de la presidente de ANSES, dando entender que los primeros en recibir el llamado cuando la cabeza se ordene serán ellos, en ese orden.

La política sigue tambaleando y necesita alguien la ordene. Nosotros le proponemos que se ordenen con las necesidades de la gente porque si atienden los intereses de pocos, relegan la vida de muchos.

 

Imagen generada con IA Copilot