-
jueves 23 de mayo de 2024    | Cielo claro 9ºc | Mar del Plata
El cuento del gran bonete | Infobrisas | Noticias de Mar del Plata y la zona
jueves 23 de mayo de 2024

El cuento del gran bonete

viernes 24 de febrero de 2023
El cuento del gran bonete

Por Daniel Temperoni

Una maniobra fallida del destino, la mala praxis de los antecesores, el camino que otros detonaron, el karma de esta tierra bendita, esa corazonada que condujo a que pasaran cosas, la historia no resuelta después de 1816.

Se podrán adosar a las anteriores eventualidades otras tantas que puedan surgir de las bocas de aquellos que han paseado su discurso por la pasarela política de Argentina.

Hay de todo como en botica, aquel viejo dicho popular que refería a que en las antiguas farmacias se realizaban preparados recetados, se vendían golosinas y artículos diversos.

Cada quien atiende su juego, tratando de no sacar los pies del plato y participando todo el tiempo posible, aunque esto último exija actualizar posturas o pararse en una foto con quienes hasta ayer estaban en las antípodas del propio pensamiento.

Los tradicionales e históricos partidos han atravesado tantos puentes como inundaciones ideológicas, quedando desnudos ante los postulados que sus fundadores labraron con revoluciones, cárceles, fusilamientos, suicidios y exilios.

Resulta difícil ubicar a muchos dirigentes en sus actuales casilleros, ya que se cobijan en paraguas que no parecen tener ningún parentesco con lo que manifiestan a diario sobre las problemáticas del país y las soluciones que plantean a la población.

Hoy parece que todo es a la derecha o a la izquierda, mientras el centro es una delgada línea que puede culminar cerrando con cualquiera de los dos hemisferios en los que se pretende sintetizar toda disputa electoral.

Llegado el tiempo de comicios todo convulsiona y aparecen activos legisladores que, tal vez, ni hablaron en el recinto durante todo su mandato, o funcionarios de diverso rango con cargos que muchas veces no  entran en una tarjeta personal.

Lo paradójico es que no son pocos los que insisten en el tamaño del Estado y proponen achicarlo hasta la casi inexistencia, pero no aclaran por qué se han aferrado a sus puestos por largos años sabiendo que perciben sueldos y dietas que son pagadas por el presupuesto estatal sostenido con los impuestos de sus “mandantes”.

Este año se cumplirán 40 años ininterrumpidos de democracia recuperada y aparece como muy necesario hacer un mea culpa de todas aquellas cosas que imaginamos en 1983 que lograríamos como sociedad.

Ojalá que podamos concretar una participación genuina que incluya a todos y así terminar con el cuento del gran bonete.-

@danieltemperoni

 

Te puede interesar
Últimas noticias