miércoles 21 de febrero de 2024    | Bruma 21.2ºc | Mar del Plata
Afternews | Infobrisas | Noticias de Mar del Plata y la zona
miércoles 21 de febrero de 2024

Afternews

viernes 02 de febrero de 2024
Afternews

En el pintoresco tablero político de Mar del Plata, cada ficha se mueve con la precisión de un ajedrecista ansioso comer las piezas de su adversario e imaginar sus próximos pasos. Las historias se tejen en cafés selectos, donde los mozos son los verdaderos narradores de las maquinaciones del poder local. Ya no es necesario merodear los pasillos del Palacio Municipal; La Rioja y Luro, o la esquina de San Martín e Hipólito Yrigoyen, son los nuevos puntos de encuentro donde los secretos se deslizan entre sorbos de café.

Comencemos por la tropa del "Ravertismo", en Mar del Plata, cualquier cosa relacionada con Unión por la Patria lleva el sello de Fernanda Raverta. Los fieles seguidores como Marcos Gutiérrez, Fernando Maraude, Fernando Mogni y Santiago González son los elegidos que la dama del PJ local considera como las bases para un posible relanzamiento en busca de la tercera. Gabriel Felizia “Se lo tomó de manera personal y no se dio cuenta que esto es política” me contaron entre cortado y cortado, en referencia a la salida del consorcio del ex radical, que no disimula su bronca por no sentirse reconocido dentro del equipo de la continuidad.

Vito Amalfitano, otro de los seleccionados, buscó un lugar privilegiado en la lista de concejales de UxP, pero parece que la silla estaba ocupada. Aunque, según fuentes, le aseguraron: "Vos te vas al Auditórium", y así fue, con la temporada ya armada y lista para comenzar. Parece que en la política marplatense, algunos encuentran su espacio en los escenarios más insospechados.

En el otro lado del tablero, en los dominios de la UCR, obtener información es más complicado que encontrarse un café. Se rumorea que son poco derrochadores y que prefieren consumir información take away y escapan de los ambientes gastronómicos. Sin embargo, alguna historia nos llegó para que no nos perdamos ningún detalle.

Los radicales abrieron las puertas de la "Aldreymanía", nombraron ciudadano ilustre al empresario y desataron algunas movidas más. La “movida” de los trebejos le permitió llevar a las Toscas y al NH los festejos por el sesquicentenario y la entrega de los premios Estrella de Mar pero esta vez hay que contar que hay una muy buena predisposición de trabajo conjunto en pos de la ciudad.

En el bando del Pro, los miembros del ejecutivo son la clave. Fernando Muro, secretario de Producción, se alza como el "jugador franquicia" del equipo de Guillermo Montenegro, sosteniendo la prensa local mientras el intendente se codea con los medios nacionales y se sienta en la mesa de Mirtha Legrand. “Guille va a estar mucho en la línea de la discusión del tema nacional, tiene la misma cantidad de votos que una provincia. Su voz tiene peso” me susurró un delivery que escuchó hablar a un moscovita antes de irse para La Plata

Los concejales del Pro, por su parte, tendrán el arduo trabajo de defender las propuestas del "gordo" para su segundo mandato. Un enlace del Ejecutivo al Deliberativo les pidió que sean "convincentes en nuestras defensas y posturas" para evitar el argumento de la mayoría automática. El edil obediente, como un buen peón, asintió con la cabeza.

Lo que si fue muy bueno es ver como casi ninguno se perdió el recital de Diego Torres, legisladores y funcionarios de Juntos por el Cambio, cantaron las canciones de ex integrante de la banda del Golden Rocket. Algunos hasta se animaron a tirar unos pasos en las canciones más movidas, pero todos estuvieron “Pintando Color Esperanza”.

Esperanza se siente el puerto de la ciudad que se sintió en jaque por el capítulo de los cambios en la ley federal de pesca, presentados por el ejecutivo nacional en la ley ómnibus.

Por más de sentirse “grandes maestros” del tablero del sector, los empresarios, astilleros, gremios y armadores tuvieron que recurrir a abrir el juego y hacer escuchar su posición.

Funcionarios de todos los niveles, periodistas de medios claves, legisladores de todos los colores, recibieron mensajes y llamados para ir todos detrás del mismo objetivo, que finalmente se cumplió, pero ya nada será igual.

“Por primera vez se sintieron vulnerables” se dijo en un café del centro comercial mientras aseguraban que van a pasar varias botaduras para que vuelva el ejecutivo local a aceptar la invitación.

En el año del sesquicentenario sería un buen regalo para Mar del Plata que el puerto y la ciudad se encuentren unidos. Siempre con su idiosincrasia y su tradición, pero compartiendo la misma visión sin que Juan B Justo actúe como una frontera y nos vean tan unidos como nos mostramos en estas dos semanas.

No solo nos vieron unidos, estuvimos unidos y fue más fácil. Sube la marea, sube para todos

 

Te puede interesar
Últimas noticias