-
sábado 13 de julio de 2024
Publicidad

Acto del 9 de Julio

Montenegro volvió a cuestionar a Kicillof: "No tome como rehén a la población por sus intereses personales"

martes 09 de julio de 2024

El intendente Guillermo Montenegro encabezó el acto por el Día de la Independencia en la Villa Mitre, en el cual remarcó la importancia de la libertad y el compromiso, y volvió a criticar al gobernador Axel Kicillof, reclamándole que "no tome a la población de la provincia de Buenos Aires por sus intereses personales o políticos de rehén".

En un mensaje que leyó, el jefe comunal sostuvo que el 9 de Julio "es la fecha más significativa de nuestra Nación. Es el tiempo de recordar y honrar a los patriotas y próceres que marcaron el camino de la libertad para nuestro país".

"Ellos tuvieron la firme convicción de decidir un destino en sus propias manos. Como hoy, enfrentaban momentos de incertidumbre y desafíos, pero también de esperanza y determinación", indicó.

Montenegro sostuvo que "aquellos líderes de 1816 sabían que la Independencia no se construye de un día para otro, que no se hace con mezquindad, sino con coraje y unidad".

"Sus actos se basaron en los valores de la Libertad y la Justicia. Hoy nosotros tomamos su legado para actuar libres y generando oportunidad para todos. En Mar del Plata creemos en el potencial de nuestra gente para transformar la ciudad", agregó.

En esa línea, puntualizó que "queremos seguir siendo la Ciudad del Si, en constante movimiento, que cree en el progreso".

"El sector privado es clave en el desarrollo, creando una sinergia con lo público, para tener el mismo rumbo, con los emprendedores, los laburantes, que conforman la fuerza que impulsa nuestra economía y genera las condiciones necesarias para el progreso", enfatizó.

Y apuntó: "Estoy convencido de que este es el camino correcto. No digo que sea fácil".

"Quiero renovar el compromiso con Mar del Plata, para trabajar codo a codo, con la misma valentía para seguir construyendo la Ciudad del Si y mirar para adelante", expresó.

Finalmente, cerró su discurso con una fuerte crítica, sin nombrarlo por su nombre, a Axel Kicillof: "Le tengo que pedir al Gobernador que no tome a la población de la provincia de Buenos Aires por sus intereses personales o políticos como rehén".

"Siempre el debe tiene que estar antes de la recompensa y el derecho adquirido. El derecho sin el deber es un Viva la Pepa", sentenció.