-
sábado 13 de julio de 2024
Publicidad

Por Lorena Lastagaray

De la startup a la empresa consolidada

lunes 08 de julio de 2024

Mar del Plata se convirtió hace algunos años en un nodo de emprendedores que va más allá de Ferias en salones o cielo abierto.

Tenemos grandes emprendimientos que en principio, como todos, comenzaron con una idea y una motivación y luego fueron creciendo acompañados por diferentes Instituciones público /privadas como Incubadoras de Empresas, Mentorías, Representantes de Startup o Aceleradoras de Proyectos  que se ocupan de llevarlos  adelante, verificar su factibilidad, corregir en cada etapa, apoyar la evolución y poner a disposición a profesionales de distintas áreas que gestionan los detalles pertinentes hasta llegar a consolidar una Empresa. 

Los ejemplos en nuestra ciudad son múltiples y por caso podría nombrar a las bebidas espirituosas o los emprendimientos tecnológicos, pero lo que hoy nos ocupa es el trasfondo de LOS EMPRENDIMIENTOS.

 

No todas las ideas brotan, se desarrollan, crecen y dan sus frutos. El por qué sucede, también tiene múltiples causas y de variado origen, pero desde las neurociencias, los invito a pensar en una palabra que tiene muchos significados, pero tal vez un solo punto de conversión que es común denominador para todo aquello que como Ser Humano, nos propongamos.

EL EXITO

El éxito tiene un significado distinto para cada persona pero independientemente de lo que signifique  para cada uno, la forma de obtenerlo en cualquier área de nuestra vida, es una. Seguramente van a pensar que si en esta nota damos la fórmula para obtener el éxito, se acaba el misterio y nos convertimos en gurúes para nuestra sociedad, pero no.

"El éxito no llega solo", es una frase muy antigua, conocida y cierta. Mucho es el trabajo que implica tener una idea y llevarla a la máxima expresión para que sea exitosa.

El deporte nos da ejemplos de éxito a montones y es que la mayoría de los deportistas de elite, se preparan física y mentalmente para obtener sus logros, y acá radica uno de los secretos, prepararse MENTALMENTE.

El Dibu Martínez, actual arquero de la selección Argentina y por supuesto, orgullo marplatense, dijo en referencia a un elogio del periodista que lo entrevistaba: “Me tiro 500 veces por día para prepararme y cuando me tocan penales, me lleno de la emoción del público, alentándome”.

“Llenarse con el aliento del público”, no es una expresión para dejar pasar. Claramente en el éxito intervienen, la gestión de emociones y la preparación mental con anterioridad, programándose para que las cosas le salgan tal como las imaginó.

También se nutre emocionalmente de sus compañeros que cada vez que le toca atajar penales, le dicen: “Este es tu momento, seguí haciendo historia”. Claramente, esas arengas que vienen de una profunda convicción de que son los mejores del mundo, provocan la magia que decanta en una energía positiva que los lleva al éxito.

El que puede gestionar sus emociones, puede manejar cualquier situación. Desde las neurociencias se pudo comprobar.

Las emociones se originan por nuestros pensamientos. Los pensamientos en el cerebro, provocan descargas eléctricas que hacen que tengamos diferentes emociones según su intensidad. Las emociones generan, según su magnetismo, un campo de atracción y por eso es tan importante, ordenar lo que pensamos

Pero eso no son solo ejemplos y para que quede más claro , si hablamos de emprender, el objetivo es que cada proyecto llegue a buen puerto, que tenga éxito y en ese sentido también podemos usar el pensamiento científico.

Los científicos e investigadores, al igual que los emprendedores, deben tener una alta resistencia al fracaso.

Re pensar hipótesis, re formular conocimientos previos, formular preguntas incómodas y fracasar varias veces usando ese fracaso para una nueva reformulación.

El éxito llega cuando después del último fracaso, lo volvemos a intentar.

TRES PUNTOS CLAVES EN LOS EMPRENDIMIENTOS

  • Actuar en grupo y no de manera individual. Es importante para el apoyo mutuo y la diversidad de capacidades y aptitudes.
  • Valorar la idoneidad y el trabajo de otros. La competencia, potencia.
  • No suponer Tabula Rasa. Partir de conocimientos previos, vinculados con el proyecto.

El secreto es usar nuestro cerebro y sus aptitudes, a nuestro favor. Enseñarle quien dirige nuestro pensamiento, programarlo con conocimientos, usar la meditación para crear el futuro y al igual que un ajedrecista, tener plena conciencia de la situación presente pero hacer que nuestro próximo movimiento sea el apropiado para los tres movimientos siguientes que ya se pensaron.

El secreto del éxito, no está en nuestras manos, está en nuestro cerebro.

Si nos preparamos con ejercicios físicos, meditación y nos instruimos en la materia en la que queremos destacarnos, el momento Eureka, llega.

 

@rseenaccion